Giuliano Cavalli Gaitán

Reconocimientos Nacionales XVII Salones Regionales de Artistas (Virtuales) 17 SRA CARIBE

Proyecto: 

CHAMANES HUMANOS el nuevo orden planetario



Esta obra se instala en la frontera del cine experimental y las artes vivas, generando archivos digitales de video que se registran en diversas acciones que realizo personificando un ser sobrenatural. Su origen parte de cuestionamientos que me hago sobre el contacto que se produce entre dos mundos (indígena y no indígena), de reflexiones personales sobre rituales de poder, sanación, y la relación de lo indigena con la naturaleza. Trabajar desde esta dialéctica me permite la posibilidad de habitar en varios planos de conciencia, interconectados en múltiples universos, un sentido que me otorga como artista nuevas maneras de entender la compleja relación entre estos dos mundos.

El proyecto HUMANOS CHAMANES: El nuevo orden planetario es el último de una serie de trabajos que he venido produciendo con comunidades indígenas desde el año 2006. La pieza final de exhibición es un video de 74 minutos monocanal sonido estéreo, inspirado en vivencias propias que he acumulado recorriendo senderos de la mano de pueblos originarios de américa, grabando material para este proyecto en un periodo de 4 años (2015 y 2018). Desde esta mirada, construyo lugares y personajes fantásticos, ambientados en un espacio tiempo atemporal, que en estos momentos de pandemia se hace muy real algo que se pensó desde la distopía. Donde convierto en imágenes mi experiencia vivencial de más de veinte años de asistir a ceremonias con pueblos originarios y convierto el archivo audiovisual creado durante diez años con dos pueblos hermanos los Kaggabas (Colombia), y los Wixarikas (México) en acciones visuales. Es en este devenir de donde ha brotado una fuente importante de inspiración para esta obra. La intención con estos acercamientos no es imitar las costumbres de los pueblos indígenas, ni mucho menos pretender apropiarse de sus rituales. Desde las primeras aproximaciones a estas comunidades, la intención para mi siempre ha sido registrar mis propias experiencias en el campo físico y sensorial sumergido en diferentes niveles de conciencia guiado por estos rituales ancestrales.

El proceso de creación está compuesto por cuatro elementos: la contemplación, el aprendizaje de aspectos de su conocimiento tradicional, la creación de un punto de vista propio y la utilización de la cámara de video como portal para construir fantasías Aunque mi enfoque no es panfletario, el lenguaje audiovisual es un mecanismo sin duda eficaz para la visibilización de culturas que necesitan que sus creencias hagan parte de un planeta cada vez más digitalizado.

Algunas acciones performáticas de este proyecto son desarrolladas a partir de gestos y movimientos corporales que recopilo de distintas ceremonias propias de estos pueblos indígenas. El registro de estas acciones está documentado en múltiples sistemas de captura (varias calidades de imágenes HD). Dicho material es creado de manera intuitiva interactuando cuerpo y espacios, habitado por transeúntes quienes a veces no se hacen de la vista gorda y participan de la acción.

Esta obra de manera experimental representa mitos de una civilización indígena que no existía. La construcción de narrativas de ficción permite que las formas culturales más diversas y lejanas entre sí sean asociadas con sucesos de la realidad consideradas actualmente como portadoras de mensajes profundos y valores morales que la sociedad moderna debería seguir.

Fragmento del informe del artista