Individual: David Guarnizo

Exposición Individual Zona Centro de los 15 Salones Regionales de Artistas
Museo de Arte Moderno de Bogotá, 13 de noviembre a 13 de diciembre de 2014

¿Cuál es la distancia del horizonte?

Al habitar el territorio desértico de La Guajira colombiana, surgen tres conceptos convergentes: ‘frontera’, ‘límite’ y ‘línea’.
La palabra frontera proviene del latín frons, frontis (frente, parte anterior, fachada) que se refiere a una barrera frontal encontrada al llegar a un territorio, como el faro de Punta Gallinas, ubicado en el punto más septentrional de Colombia y de Sudamérica. La frontera como concepto sugiere el acto de enfrentar un lugar limítrofe.
El término límite proviene del vocablo latín limes (borde, frontera) que señala una división geográfica o espacial y una restricción o limitación. La palabra límite nos lleva a pensar en un acto de persistencia en el tiempo con respecto a una línea concebida, en el territorio, como el horizonte.
La palabra línea, del griego linum/linon, significa ‘cosa hecha con lino’. Su relación con el lino nos recuerda un oficio que se desarrolla en el tiempo. La línea como frontera y límite implica la definición de un lugar y de una acción sobre él. El espacio es, entonces, lo que está comprendido entre fron¬teras desde una línea espacio-temporal donde el caminante inicia su trayecto por un territorio.
Una forma de habitar el territorio es viable a través del reco¬nocimiento de sus límites, como una labor realizada sobre sus bordes. La demarcación del espacio, dentro del cual queremos ser y estar o dentro del cual estamos obligados a permanecer, se origina al dibujar una línea sobre el territorio. Esta línea, además de física, puede ser social, étnica, cultural, política, psicológica o mental.
Las líneas que demarcan un territorio son muy parecidas a los menhires, que los primeros caminantes erigían para no sucumbir ante la inmensidad e incertidumbre de una tierra nueva. La delimitación de un territorio también se da cuando, mediante una mirada particular, convertimos la tierra en paisaje.

David Guarnizo
(Bogotá, 1985)
www.davidguarnizo.com
Maestro en Artes y especialista en fotografía de la Universidad Nacional de Colombia (2012). Ha participado en exposiciones colectivas como “Fotográfica Bogotá 2015” (Bogotá, 2015) y Artecámara, Feria Internacional de Arte de Bogotá, artbo (Bogotá, 2010 y 2012). En el año 2011 recibió la beca Semilleros de Creación e Investigación de la dib-Col¬ciencias. Ha sido ganador de las convocatorias Residencias Artísticas Nacionales (2012) y 15 Salones Regionales de Artistas-Becas para la Realización de Exposiciones Individuales (2014), del Programa Nacional de Estímulos del Ministerio de Cultura. Junto al colectivo Don’t Panic obtuvo la beca El Parqueadero-Laboratorios (2013), del Programa Distrital de Estímulos. En paralelo con su práctica artística indaga sobre la pedagogía y los procesos de creación colec¬tiva transdisciplinar.