Entrevista Esferapública | 16SRA Zona Caribe

En esta nueva entrega sobre los Salones Regionales de Artistas, hablamos con la Usurpadora (Maria Isabel Rueda, Mario Llanos), quien tiene a su cargo el proyecto curatorial en la región caribe. El proyecto está prácticamente listo y estará abriendo sus puertas al público el próximo mes de octubre.

El panorama de los salones regionales ha cambiado bastante en los últimos años. Del modelo que buscaba destacar lo más relevante de la producción artística de una región, se ha ido instaurando un tipo de investigación que profundiza sobre propuestas específicas, problemas conceptuales y temas que no están necesariamente ligados a nociones de lo que representa el arte de una región.

1- En el caso del proyecto curatorial de La Usurpadora ¿cómo se sitúa en relación con este tipo de tensión entre un arte que nos hable de la región y unas prácticas artísticas que se articulan a partir de un problema curatorial?

Bueno, durante este tiempo que hemos estado investigando con La Usurpadora, hemos ido detectando factores importantes que determinan lo que podríamos llamar la escena actual del arte en la región Caribe, y justo en este proceso para nosotros fue clave darnos cuenta de un hecho muy significativo:

Durante las décadas de los sesentas hasta comienzo de los años noventa, en la región Caribe se desarrolló una escena artística muy activa, experimental, incluso pionera en algunos aspectos de lo que la modernidad propuso dentro del campo artístico nacional.

Estas generaciones consolidaron un aparato artístico muy completo que incluyó: críticos, investigadores, espacios alternativos y galerías.

Hoy en día gran parte de ese aparato cultural ha desaparecido y las nuevas generaciones de artistas desconocen en su gran mayoría los procesos que se venían llevando a cabo en la región, creándose un vacío temporal entre ambas generaciones.

Esta desconexión en el pensamiento, ha generado una suerte de estancamiento en el que se encuentra sumida la región actualmente.

Siguiendo este orden de ideas como antecedente, desde hace unos años, poco a poco y con proyectos que nos ha costado tiempo consolidar, comenzamos con La Usurpadora a recuperar el trabajo de artistas que nos parecían muy pertinentes de dar a conocer a las nuevas generaciones de artistas del Caribe y al resto del país. Empezamos con la muestra “A mis Amigos” del artista Barranquillero Luis Ernesto Arocha, recuperando todo su material fílmico, que pudimos exhibir en un principio en la vitrina de  Lugar a Dudas en Cali, hasta lograr insertarlo en Barranquilla donde irónicamente nos resultaba mucho más complicado encontrar apoyo. Continuamos con: “Touched for the very first time” una revisión de la obra de Gustavo Turizo gracias a una invitación de Ximena Gama en el Espacio Odeón en Bogotá, que nos sirvió de plataforma de exhibición para luego poder llevar la muestra al Muzac en Montería con el apoyo de Cristo Hoyos donde tuvo una gran acogida. A partir de esta serie de proyectos fuímos invitados a curar un proyecto en el pasado 44Salón Nacional Nacional Aún en Pereira para el que propusimos un diálogo entre la obra de  Alvaro Herazo y Alfonso Suarez, pioneros del performance, del arte no objetual y ambiental no solo de la región sino del país , proyecto con en el que logramos restaurar y reimprimir  las copias fotográficas de los dos artistas que donamos a la colección del Museo de Arte Moderno de Barranquilla. Muestra que irónicamente no hemos podido exhibir dentro de nuestra propia región.

A nivel individual hemos trabajado (Maria Isabel) desde hace más de diez años con la obra de Norman Mejía y más recientemente con la obra de Sara Modiano y (Mario) con la obra del Sindicato de Barranquilla.

Ya para terminar este ciclo, fuimos invitados en el año cruzado Francia- Colombia con la muestra: Variaciones de la luz en otras dimensiones. Una exposición que propone resituar los orígenes del movimiento Gótico Tropical que se centran específicamente en Cali, y abrir el espectro a la región Caribe, con la presencia de artistas incluso anteriores al grupo de Cali como es el caso de Norman Mejía. Esta fue una muestra que cruzó generaciones de artistas referentes con contemporáneos, cine y arte popular y que ahora mismo está rotando en el Museo de Arte Moderno de Pereira y que tampoco hemos podido exhibir en el Caribe, donde resulta pertinente de mostrar.

Como ves, ha sido un proceso de varios años, donde hemos ido aprendiendo mucho de cómo se conserva, como se recupera y como se reactiva por decirlo de alguna forma la memoria histórica del arte de nuestra región. Es ahí donde aparece el Salón regional de artistas del Caribe, que resulta para nosotros como una oportunidad de consolidar este proceso que hemos venido desarrollando durante estos años a una mayor escala.

La propuesta del Salón la llamamos: La Dimensión Desconocida: otros relatos del Caribe, y como estrategia para lograr nuestros objetivos decidimos crear un agujero de gusano.

Un agujero de gusano es un pasaje teórico/práctico a través del espacio tiempo que pretende crear accesos directos. No es realmente una forma de retroceder en el tiempo, es un atajo para que algo que está muy lejos este mucho más cerca.

Entonces esta investigación tiene como eje central el uso de la teoría del agujero de gusano (también conocido como puente de Einstein-Rosen) que usamos en este caso, para crear una apertura hipotética de un agujero espacio/temporal entre el punto A que constituye el momento clave en la construcción de esa escena fértil y experimental del arte del Caribe que mencionamos al comienzo de este escrito y el punto Bque es el momento actual en el que nos encontramos.

En este viaje temporal crearemos una paradoja, un relato de una realidad alternativa a la que conocemos hoy en día, donde estos diferentes procesos llevados a cabo en esas décadas que fueron: olvidados, interrumpidos, censurados y/o no publicados, son actualizados a través del puente que une ambos puntos distantes.

Una vez finalizado el viaje/investigación esperamos como resultado final: la desaparición de este vacío temporal y el surgimiento de nuevos procesos de creación y/o experimentación, como parte de la reconexión del pensamiento con las nuevas generaciones.
Esta investigación no es una lectura actual de lo que es la región, es en últimas un diagnóstico del futuro y de cómo puede llegar a ser leída la región Caribe.

¿Cómo ha sido el proceso investigativo (exploraciones, encuentros con artistas, casos o prácticas que buscan destacar) que han venido trabajando y qué proponen en su proyecto curatorial? 

Bueno, la investigación como ves no empezó al haber ganado la beca del Salón Regional, sino que lleva ya varios años y es una propuesta que fuímos comprendiendo mientras íbamos realizando muestras de artistas contemporáneos de la región y trabajando al mismo tiempo con artistas referentes, como una estrategia a menor escala que podemos ampliar ahora gracias a la oportunidad del Salón.

Para revisar los portafolios de los artistas en los viajes de investigación del salón regional, decidimos trabajar en conjunto con gestores locales y espacios independientes.

Mientras realizábamos muestras con la Usurpadora en diferentes ciudades de la región, nos dimos cuenta cómo orgánicamente cada departamento que es tan diferente uno del otro, tiene sus propios gestores que de manera independiente han sacado adelante proyectos en su zona,  conocen todos los artistas, con quienes han trabajado y a quienes han apoyado durante largo tiempo. Fueron ellos quienes en cada región nos ayudaron a reunir a los artistas que ellos consideraban pertinentes de revisar  y nos ayudaron a realizar las jornadas de visionados de portafolios . Lo mismo hicimos con los espacios independientes. Fueron ellos quienes nos propusieron artistas que habían trabajado o estaban vinculados de una u otra forma a su espacio y fue en sus espacios donde hicimos revisiones de portafolios de los artistas propuestos para todo el grupo. Hubo también sesiones en lugares más públicos, como casas de la cultura, o el Museo de Arte Moderno de Barranquilla, donde artistas que no pertenecían a ningún circuito en específico podían inscribirse para presentar su portafolio públicamente. Adicionalmente diseñamos una convocatoria abierta donde recibimos portafolios enviados por mail, para aquellos artistas que no pudieron o no se animaron a presentar sus portafolios en las jornadas de revisiones públicas y abrimos una convocatoria con un énfasis especial en artistas de la región que viven en el exterior y que no podíamos visitar para que nos enviaran sus portafolios también por correo electrónico.

Visitamos las ciudades de Barranquilla, Cartagena, Santa Marta, Sincelejo, Valledupar, Riohacha, Montería, San Andrés y Providencia.

https://lausurpadoratropic.wixsite.com/16sracaribe

Este salón regional pretende ser el resultado de un proceso de experimentación desde el campo curatorial, el cual tiene intereses en la interdisciplinariedad. Este intercambio de conocimientos nace del cruce que proponemos entre teorías de la física cuántica, como el agujero del gusano y los procesos historiográficos olvidados, de las artes en la región.

Dentro de este proceso de investigación, los artistas definieron las rutas o los diferentes capítulos que sintetizan la muestra, vale recordar que estos artistas jóvenes, estarán acompañados de un referente, que dentro de la muestra será el punto de partida de cada uno de estos ejes.

Estos ejes son el resultado de las fisuras que se han encontrado en el agujero de gusano, planteado dentro de esta investigación. El cual tiene como función principal, crear un puente intergeneracional, que pretende tejer una parte de la historia del arte de la región que no se ha contado.

Estas fisuras o capítulos (3), se han identificado a través de los diferentes viajes y encuentros con los artistas, y de cierta manera reúnen, pero no catalogan los intereses y problemáticas del grupo de artistas que hemos seleccionado para esta versión del salón. Así mismo funcionan como un mecanismo de lectura tanto conceptual como espacial, haciendo esta muestra más entendible para el público.

Apolíticas del Cuerpo. reúne una serie de artistas que trabajan la representación de la multiplicidad de los géneros, como estos se entienden de una forma crítica, de resistencia y disenso en la comunidad que habitan, apelando a sus deseos, y fantasías más ocultas.

Homo Sensorium. reúne una serie de artistas que trabajan en relatos que parten desde la ciencia ficción y se entremezclan con saberes ancestrales provenientes de las distintas etnias indígenas de la región caribe, creando un nuevo orden territorial, formas de vida diferente que nos cuestionan lo que hoy significa ser humano.

Hacia otro lugar. reúne un grupo de artistas que trabajan la construcción de otros paisajes, a través de gestos que los transforman y deconstruyen en espacios íntimos, utópicos o fantásticos. Así mismo habla de la relación con el paisaje que los rodea o el que habitan y como este influye en la construcción de su propia concepción, entendiéndola como un cambio resultado de los distintos procesos políticos, económicos o medioambientales.

Para complementar el proyecto expositivo, esta versión del Salón regional tendrá tres componentes. El primero es un componente editorial, que consiste en una serie de publicaciones a partir de investigaciones de diferentes agentes del campo de las artes pensadas y desarrolladas desde la región, y una serie de publicaciones de libro de artistas que está dirigida a los procesos artísticos que tienen como plataforma de circulación los proyectos editoriales.

El segundo componente, es un simposio que hemos titulado la Dimensión Desconocida, en este espacio queremos invitar distintos agentes de las artes en el gran caribe. Esta serie de invitados entre, artistas, investigadores, curadores y directores de espacios institucionales e independientes, se reunirán durante dos días, al día siguiente de la inauguración del salón y hablarán de los distintos procesos artísticos que desarrollan desde las distintas ubicaciones en las que se encuentran en el Gran Caribe. Este simposio tiene la finalidad de dar a conocer y crear redes de conexión entre los distintos agentes y artistas, con miras a formular futuras colaboraciones que ayuden a diversificar la escena de arte local y regional.

El ultimo componente es el componente Radial, en el cual invitaremos a Radio Criolla. Este espacio se dedicará a realizar programas y entrevistas alrededor de lo que sucede en el Salón Regional.

Fuente: http://esferapublica.org/nfblog/la-usurpadora-hemos-ido-detectando-facto...